Películas 3D para gafas pasivas

Estoy recibiendo decenas de visitas cada día en mi página, con este motivo “películas 3D para gafas pasivas”.

Las películas 3D se están editando principalmente de dos formas:

1) En formato Anaglifo o ColorCode. Cualquier formato de imagen estática o en movimiento sirve para almacenar este tipo de contenidos. Estas versiones de contenido 3D se pueden ver en cualquier dispositivo (desde un móvil a un iPad, en papel, y hasta pasando por una TV de tubo TV 3D o en el cine), pero son necesarias “gafas de colores”.

2) En formato Estereoscópico. La aplicación que lee el contenido es la que adapta el contenido al formato de visionado. Poniendo un ejemplo simple, una foto 3D, la misma imagen JPS (Stereo JPEG), puede verse en anaglifo con gafas de cyan/rojo, en entrelazado con pantallas entrelazadas pasivas, en checkerboard con pantallas 3D activas como las DLP de Samsung o Mitsubishi, o en side by side por la mayoría de pantallas 3D. Lo importante es que el contenido tenga por separado los ojos izquierdo y derecho con la mejor calidad posible y esperar al último momento, el del “play”, para escoger uno u otro formato según el tipo de pantalla que reproduzca el contenido. En el caso del 3DBluray, además, no se pierde el 50% de calidad que se pierde en los formatos entrelazados/side-by-side tradicionales, al usar el Full Side-by-Side, el Frame Packing o el Full Interlaced.

Y repetir por enésima vez que si no tenéis una pantalla 3D*, ya podéis poneros gafas pasivas o activas pero no veréis 3D. Tendréis que conformaros con el Anaglifo o el ColorCode.

ColorCode

Otro tema es que os pongáis un dispositivo como el ZScreen de Real D frente a la pantalla, pero al precio de risa que están las pantallas 3D, es realmente un lujo comprarse algo así y creo que es algo del pasado pensar en esas soluciones.
Una pantalla 3D activa vale a partir de 240€ (Samsung 2233RZ), y una pasiva como la Zalman o la Hyundai alrededor de los 400€. Pero eso sí, si os compráis una pantalla activa necesitaréis una buena tarjeta gráfica, un emisor IR y unas gafas activas, y el precio superará al de las pasivas, que funcionan con cualquier tarjeta y las gafas Real D que nos “regalan” en los Cinesa nos servirán. Por cierto, el portátil ACER 3D vale menos de 700€. Recordar que el ángulo de visión en las pantallas pasivas es muy crítico. Cuanto más pequeña la pantalla, menos ángulo vertical de visión 3D tienen.

En TV3D, parece que las de 40″ ya se están acercando a los 1.000€ (packs de 2 gafas, pantalla y 3Dbluray por menos de 1.600€).

*En monitores de ordenador CRT antiguos, de los que se usaban en Workstations SGI o en Workstations de CAD/CAM con refrescos superiores a 100Hz, es posible usarlos para ver en 3D con gafas activas (en su momento las Crystal Eyes y alguna otra marca). Las TV domésticas de más de 100Hz que son 2D, no funcionarían en 3D, al hacer interpolación de 50 campos a 100 o más hercios, pero no poder soportar entradas de vídeo superiores a 25 frames/50 campos. Tema aparte son las pantallas de retroproyección DLP como las Samsung o Mitsubishi, que desde hace años son “3D Ready”.

RealD

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *